Humedad Estructural, un problema grave en edificios

¿Qué es la humedad estructural?

La humedad estructural es una patología que puede originar graves problemas en un edificio y que está causado principalmente por la capilaridad y las filtraciones que se pueden producir debido a la acumulación de agua sobre el terreno, lo que puede provocar su incursión en los cimientos del edificio y la perdida de solidez en los muros de carga.

Este tipo de humedades estructurales, de no atajarse a tiempo pueden causar problemas mucho más graves en un edificio, como la aparición de grietas en las fachadas y muros, lo que permite la entrada de mas humedad a la estructura del edificio. Incluso, podrían llegar a asentamientos de muros maestros.

humedad estructural

¿Qué efectos tiene la presencia de humedades estructurales en un edificio?

Los graves efectos que la humedad estructural puede causar en los edificios son los siguientes:

  • Pérdida de solidez en los muros de carga, lo que, como es lógico, afecta en gran manera a la seguridad de la construcción
  • Al ascender por las paredes de mampostería, acaba afectando no sólo el interior del edificio, sino también a su revestimiento exterior
  • Debilitamiento de los cimientos
  • Aparición de manchas de moho
  • Puede llegar a provocar asentamientos de muros maestros

Hemos de tener en cuenta además que en períodos de lluvia y precipitaciones la situación se agrava.

¿Cómo detectar la humedad estructural?

Es fácil detectar la humedad estructural de un edificio, ya que provoca, en materiales como el yeso o la escayola, efectos tan visibles como grietas, goteras, mohos, manchas de humedad, bacterias, inundaciones o malos olores. Asimismo, suele provocar podredumbre en la madera.

Si a ello se añaden otras circunstancias, como un período de lluvias intensas, pueden tener lugar incluso roturas de cristales y fachadas, paredes y techos.

¿Qué riesgos y peligros conllevan las humedades estructurales?

Las humedades estructurales entrañan una serie de graves peligros, no sólo para el edificio en sí sino también para las personas que en él conviven.

Peligros para el edificio:

  • Afectan en gran manera a la seguridad. Hemos de tener en cuenta que las paredes húmedas, así como los cimientos y muros, llegan a perder su capacidad de carga incluso hasta la mitad.
  • Pueden reducir también la protección térmica del edificio, así como dañar las instalaciones eléctricas. Pueden también producir daños en elementos como tuberías o vigas, ello debido a la acción del óxido.

Peligros para las personas:

  • Agravamientos de los síntomas en personas que sufran de dolencias en el aparato respiratorio o reuma
  • Aumento de la posibilidad de accidentes, como pueden ser desprendimientos de cornisas y balcones, incendios y cortocircuitos
  • Disminución de la confortabilidad en el hogar. Además, al aumentar la pérdida de calor, conlleva aparejado de manera inevitable un mayor consumo de calefacción.

¿Cómo solucionar la humedad estructural?

Como hemos podido comprobar por todo lo expuesto, la humedad estructural es un tema grave, ante el cual cobra una vital importancia el informe emitido por parte de los arquitectos en el momento en que elaboran el proyecto de un edificio. Es una buena manera de prevenir futuros problemas, así como también lo es la correcta elección de los materiales, teniendo siempre en cuenta las características del terreno en cuestión. Otro aspecto fundamental es, por supuesto, la buena ejecución de la obra.

Teniendo en cuenta la gran importancia de que el problema de las humedades estructurales sea eliminado con rapidez y de manera adecuada, puedes contactar con Fora Humedades, ya que contamos con una gran experiencia para poder ayudarte a eliminar el problema de humedad estructural en tu edificio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *