¿Funcionan los absorbentes de humedad?

Cuando tenemos alguna habitación de nuestra casa con condensaciones en lugares como ventanas o armarios, o incluso han empezado a aparecer manchas negras de moho en las paredes, es totalmente normal que intentemos buscar una rápida, fácil y barata a este problema, que además de estropear la estética de la habitación, puede afectar a muebles y ropa, y lo que es peor, a la salud de todos aquellos que estamos en contacto con dicho aire cargado de humedad.

Como queremos aplicar la solución lo más rápidamente posible, es muy probable que acudamos a nuestro supermercado o ferretería de confianza, ya que es habitual que en dichos lugares hayamos podido ver productos etiquetados como anti humedad o absorbentes de humedad, que supuestamente se encargan de capturar el exceso de humedad del ambiente depositándolo en un depósito que hay que ir vaciándolo periódicamente.

Pero para poder conocer su verdadera efectividad, debemos conocer los principios en que se basa su funcionamiento, que pasaremos a explicar en las siguientes líneas.

Absorbentes de humedad

¿Cómo funcionan los Absorbentes de Humedad?

Los absorbentes de humedad son compuestos químicos que tienen gran facilidad para capturar el agua que está en suspensión en el aire, y mediante una reacción química, disolverse en dicho agua, para acabar depositándose en un recipiente en forma líquida.

Dichos compuestos químicos son fundamentalmente sales (tanto en forma de cristales, semejantes a los de la sal común, como en otras formas como geles), porque cualquier tipo de dichos compuestos salinos, tienden a atraer el agua para disolverse con ella, ya que tanto el agua como las sales son compuestos irónicos, es decir, que están cargados eléctricamente debido a la estructura de sus moléculas que hacen que se atraigan unos a otros, al igual que unas limaduras de hierro y un imán.

Un típico ejemplo que todos conocemos para observar esa fuerte atracción del agua y las sales, la tenemos enfrente de nosotros en la cocina, en el bote o recipiente de la sal común. Todos hemos observado que una vez abierto el paquete de la sal, y vertido su contenido en el salero, a medida que pasan los días, la sal cada vez se pone más apelmazada, y su tacto se vuelve mucho más húmedo, llegando a veces a no querer salir del citado salero por mucho que lo agitemos. Y la solución casera a dicho problema es la típica de echar tres o cuatro granos de arroz para que absorba dicha humedad, porque el arroz atrae más al agua que la propia sal común.

Así, tras investigar multitud de sales, se observó que algunas ejercían tal atracción del agua del ambiente, que llegaban incluso al punto de disolverse con el agua líquida (al igual que si echamos unas cucharadas de sal en un vaso de agua y lo movemos), reduciendo la cantidad de agua que hay en el ambiente, y si se reduce dicha cantidad de agua es más difícil que al bajar la temperatura el agua que no es capaz de soportar el aire se acabe depositando en los lugares más fríos de la habitación. Pero parten de una hipótesis incompleta, ya que para que realmente funcionase, el aire no se debería mezclar con el de otras habitaciones, ni tampoco va al fondo de las causas de dicha humedad, por lo que la utilización de dichos productos será poco útil, por mucho que el depósito de estos esté lleno cada dos por tres.

Solución Efectiva para el Tratamiento de Humedades

Entonces, qué hacer ante los problemas de humedad, ¿tratar de hacer que no se ven, simplemente recogiendo el agua con una bayeta y limpiando de vez en cuando el moho negro de las paredes?, ¿o bien meterse en obras caras para tratar de evitar que haya dichos puntos fríos en las habitaciones?

Lo mejor es ponerse en contacto con una empresa especializada en el tratamiento de humedades, que esté formada por profesionales que lleven muchos años en el sector aportando ideas innovadoras pero que al mismo tiempo tengan la madurez suficiente para poder asegurar su correcto funcionamiento.

En FORA HUMEDADES tenemos técnicos que llevan más de 25 años en el sector del tratamiento de humedades. Ofrecemos garantía de hasta 30 años en muchos tratamientos antihumedad. Nuestros técnicos se pondrán en contacto contigo para fijar una visita para realizar una inspección del origen y el alcance de los problemas de humedades que afectan a tu vivienda, y así poder darte la mejor y más duradera solución. Dicha visita es completamente gratuita y sin compromiso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *